Articulo en el Pais. UN DIA INTERNACIONAL DEL YOGA¡¡¡¡


Narendra Modi, primer ministro de India, se levanta cada día a las cuatro y media de la mañana para practicar yoga. Lo hace durante una hora, para después ponerse al día con las noticias y volver a su retiro a meditar, según cuentan su biógrafo Nilanjan Mukhopadhyay y la revista Mint. Esa es su rutina diaria. Da igual si tiene que viajar o le espera una agenda apretada de reuniones y visitas. De hecho, el propio Modi, cuando aún gobernaba en el Estado de Gujarat, al oeste de India, aseguraba en una charla online con ciudadanos, a través de Google y su página web, que se mantenía fresco gracias a la práctica del yoga y el pranayama, es decir, ejercicios que enseñan a respirar, aunque los doctores siempre le recomendasen dormir más horas al día, ya que no lo hace más de cinco.
Conociendo la filosofía de vida del líder del partido nacionalista hindú BJP, de 63 años, no resulta descabellada la decisión que tomó el pasado 9 de noviembre: la de relanzar una secretaría de Estado dedicada al yoga y la medicina tradicional. El departamento se había creado bajo el amparo del Ministerio de Sanidad en 1995, y desde 2003 se renombró AYUSH, siglas que responden a ayurveda, yoga, unani, siddha y homeopatía en inglés. La remodelación de este departamento se encuadra en el primer cambio de Gobierno de Modi, que llegó al poder el pasado mayo, con la ampliación de 45 a 66 nuevos ministros, haciendo cambios especialmente relevantes en Defensa y Fomento.
La creación de esta secretaría no es el único gesto que ha tenido el primer ministro indio a favor de la práctica de esta filosofía. Firme defensor de los remedios y ejercicios de salud indios, Modi hizo un llamamiento a la creación de un día internacional del yoga durante su primer discurso en Naciones Unidas, el pasado septiembre; incluso habló de sus beneficios: “El yoga no debe ser solo un ejercicio, sino que debe ser un medio para conectar con el mundo y la naturaleza”, además de añadir que puede ayudar “en la lucha contra el cambio climático”. En su encuentro con el presidente de EE UU, Barack Obama, también tuvo buenas palabras para su práctica. Igualmente, ha recibido el apoyo de la Unión Europea, que respalda la proclamación de ese día internacional, tal y como reconoció su presidente, Herman Van Rompuy, tras la celebración de la reunión del G20 en Australia.
“Este es nuestro sistema y no ha recibido suficiente protagonismo. Lo llevaremos a las masas”, ha afirmado estos días el recién nombrado responsable de la nueva secretaría, Shripad Naik. La medicina ayurvédica y otras tradicionales están muy extendidas en las zonas rurales de India, pero el yoga tiene un enorme seguimiento tanto en India como en Occidente. Las voces críticas que han cuestionado la eficacia de los remedios tradicionales frente a la medicina moderna también han llegado a oídos del primer ministro indio. Modi sostiene que los medicamentos convencionales y ayurvédicos no son excluyentes. “Hay necesidad de una mayor conciencia sobre la medicina tradicional. No puede limitarse solo al médico; nuestros ancestros hicieron de la buena salud parte de la vida”, aseguró.
En su primer discurso en la ONU, pidió que se instaure el día mundial de esta disciplina
Pero detrás de esta medida no solo hay espiritualidad. La formación de esta institución coincide con el anuncio del Gobierno de establecer una regulación sobre los medicamentos tradicionales. El país quiere expandir su presencia en el mercado global de medicina alternativa, que tiene un valor aproximado de 80.000 millones de euros, según la agencia Reuters. El Gobierno asignó unos 139 millones para el desarrollo y promoción de los sistemas de salud tradicionales. Sin duda, el éxito de esta secretaría va a depender de la asignación presupuestaria que el Ejecutivo indio le destine. Y para eso hace falta tiempo y esfuerzo. El mismo que para convertirse en un buen yogui.

ARTICULO EN EL PAIS DEL DIA 21 DE NOVIEMBRE

Comentarios

Entradas populares de este blog

Bosque de Niebla

Sábado 13 de mayo salida a los Lavaderos de la Reina en Sierra Nevada.