Teléfonos inteligentes para emergencias en la montaña.


La utilidad de los teléfonos inteligentes va más allá de su aplicación a nuestra vida cotidiana, y son ya varios los senderistas que han podido ser localizados y rescatados gracias a su uso y a sus diferentes aplicaciones, especialmente el WhatsApp

 No obstante, esta sensación de seguridad que nos proporcionan puede ser un arma de doble filo, ya que los Smartphone tienen sus limitaciones, algunas especialmente críticas en la montaña y en zonas de baja cobertura. Por ello, el equipo de expertos en rescate en montaña de Cruz Roja Comunidad de Madrid recomienda tener en cuenta estos aspectos, a la hora de utilizar los Smartphone en situaciones de emergencia:
Ten en cuenta que no todos los teléfonos inteligentes cuentan con tecnología GPS; sin ella, no podremos facilitar nuestra posición exacta a los equipos de rescate. Además, es imprescindible que sepamos cómo se activa y se envía la posición y que lo practiquemos. Por otro lado, es habitual llevar el GPS del móvil desconectado para ahorrar batería. Al conectarlo, debemos darle tiempo para que fije nuestra ubicación con exactitud. Cuando comuniquemos nuestra posición a los servicios de emergencia debemos esperar a que el margen de error sea de +/-15 metros.

Mantente en el punto desde el que has solicitado la ayuda: El WhatsApp envía una información fija en el momento en el que hacemos la conexión, por lo que si nos movemos de esa posición, los equipos de rescate no darán con nosotros, ya que no se actualiza automáticamente.

Cuidado con el frío en las manos: La mayoría de los Smartphone tienen pantalla táctil, por lo que es necesario quitarse los guantes para utilizarlos. Recuerda que con las manos frías todas las operaciones se ralentizan mucho, y que es fundamental evitar tenerlas expuestas al frío. Conocer bien nuestro móvil y su funcionamiento, nos ayudará a reducir el tiempo de uso.

La batería se descarga más rápidamente en la montaña como consecuencia de las bajas temperaturas. Por ello, es importante que optimices su uso, limitándolo a llamadas de emergencia y las aplicaciones de geolocalización, y que evites hacer vídeos y fotos, que consumen mucha energía. Una manera de proteger la batería es guardar el teléfono en un bolsillo interior, cerca del cuerpo y protegido de la humedad.

Falta de cobertura: Para que el GPS reciba la señal de los satélites y determine nuestra ubicación, sólo hemos de estar fuera de edificaciones/techados, bosques frondosos, etc. Sin embargo, para mandar esas coordenadas necesitamos, además, cobertura, algo que no siempre hay en la montaña. Hay que tener en cuenta este aspecto.
Fuente; Desnivel

Comentarios

Entradas populares de este blog

Bosque de Niebla

Sábado 13 de mayo salida a los Lavaderos de la Reina en Sierra Nevada.