Calentamiento global trae consigo situaciones curiosas.


La policía suiza ha confirmado que los restos óseos encontrados esta semana en el glaciar Aletsch por dos alpinistas británicos son los de Johann, Cletus y Fidelis Ebener, nacidos respectivamente en 1895, 1897 y 1903, y desaparecidos en marzo de 1926.

Los restos fueron encontrados junto a restos de ropa, raquetas de nieve, bastones de esquí, unos prismáticos, un reloj de bolsillo, una pipa y una mochila que contenía 9 francos de la década de 1920.

Expertos forenses constataron que los restos pertenecían a tres personas con ADN casi gemelos, lo que llevó a pensar que eran hermanos y entonces se recordó la tragedia de los hermanos Ebener desaparecidos hace ochenta años.

La historia se remonta a la mañana del 4 de marzo de 1926 cuando los tres hermanos salieron de su pueblo de Kippel en compañía de su vecino y guía de montaña Max Rieder.

Lo último que se sabe de ellos es que se instalaron en una cabaña. Se desconoce si cayeron en una grieta o si les sorprendió una tormenta de nieve que les impidió regresar al refugio. La suerte de Rieder sigue siendo un misterio.

Como recordó el portavoz de la policía de Valais, Jean-Marie Bornet, "desde 1926 casi 300 personas permanecen desaparecidas en zonas naturales de Valais, especialmente en la montaña".

Bornet indicó no obstante que el retroceso de los glaciares a causa del cambio climático puede seguir dando sorpresas. "Debería ocurrir que, cada vez con más frecuencia, salgan nuevos restos de desaparecidos a la superficie", dijo.
Fuente: Desnivel

Comentarios

Entradas populares de este blog

Bosque de Niebla

Sábado 13 de mayo salida a los Lavaderos de la Reina en Sierra Nevada.